Health Care

8 Cosas que los médicos de la sala de emergencias de AdventHealth desearían que los padres supieran

Three Hispanic Children Play Baseball in a Park

Elije el contenido de salud adecuado para usted y recíbelo directamente en tu bandeja de entrada.

Casi 9 millones de niños en los Estados Unidos son tratados por lesiones en los departamentos de emergencia cada año y, a menudo, son lesiones que pueden afectarlos de por vida, dice Safe Kids Worldwide.

A continuación, Mitch Maulfair, DO, y Jesse Caron, MD, médicos de emergencia en AdventHealth, analizan 8 elementos comunes, que se encuentran dentro y alrededor de su casa, las lesiones que ven en la sala de emergencias y cómo puedes proteger a tus seres queridos.

 

1.    Piscinas

Una piscina puede ser el peligro más atractivo para un niño y no faltan en la Florida. Lamentablemente, el ahogamiento es la segunda causa de muerte infantil por lesiones en los EE. UU.

Incluso los niños que saben nadar corren el riesgo de ahogarse, por lo que sus hijos nunca pueden estar sin la supervisión de un adulto. Las situaciones peligrosas ocurren cuando no está claro quién está mirando a los niños y las lecciones de natación no reemplazan la supervisión, dice Mitch Maulfair, DO.

Uno de los conceptos erróneos más grandes es que alguien que se está ahogando salpicará y gritará pidiendo ayuda, pero no es así como ocurre el ahogamiento. Un niño que se está ahogando simplemente se hundirá silenciosamente en el agua. Todos los padres y toda persona que tenga una piscina deben saber hacer RCP, y las piscinas deben tener cercas altas con puertas que se cierren y traben solas. También ten en cuenta que los niños más pequeños pueden ahogarse en una pulgada de agua, por lo que incluso los inodoros, las bañeras y los baldes pueden representar un riesgo de ahogamiento.

 

2.    Camas elásticas

A los niños les encantan las camas elásticas, pero las lesiones relacionadas con las camas elásticas derivan unas 92,000 visitas a la sala de emergencias al año y la American Academy of Pediatrics recomienda que no se usen en el hogar, en las clases de gimnasia ni en los parques infantiles.

Las lesiones más comunes en la cama elástica son fracturas de brazos y piernas y lesiones tanto en la columna como en la cabeza, dice Jesse Caron, MD. Esto ocurre con mayor frecuencia porque muchos niños saltan en la cama elástica en un momento dado y chocan entre sí o caen unos encima de otros. La red de contención de la cama elástica no la hace más segura; de hecho, puede producir en los padres una falsa sensación de seguridad. Realmente no hay ninguna cama elástica adecuada y le recomendamos evitar que sus hijos las usen.

 

3.    Falta de uso del asiento de seguridad o mala instalación

Los accidentes automovilísticos son la principal causa de muerte infantil en los Estados Unidos. Más de la mitad de los que murieron no estaban sujetos.

Es frustrante que todavía veamos a tantos niños lesionados en choques automovilísticos cuando los asientos de seguridad, si se usan correctamente, son increíblemente efectivos para reducir las lesiones y la muerte. Si no usas un asiento de automóvil para tu hijo, estás invitando a la tragedia. Si usas un asiento para el automóvil, debes asegurarte de que esté instalado correctamente, dice Caron. Se estima que tres de cada cuatro asientos de seguridad están mal instalados.

Asientos elevadores y asientos orientados hacia atrás
Y luego están los problemas de no mantener a los bebés mirando hacia atrás el tiempo suficiente o mover a los niños a asientos elevados antes de tiempo.

Caron dice que los departamentos de policía y bomberos locales, así como los programas de seguridad, ofrecen asistencia e instrucción en la instalación de asientos para automóviles y recomiendo encarecidamente a los padres que aprovechen esta oportunidad. Además, ten en cuenta que los asientos de automóvil tienen una fecha de vencimiento y los que son usados o están vencidos pueden ser peligrosos.

 

4.    Medicamentos

Los informes indican que anualmente 59,000 niños en los EE. UU. terminan en la sala de emergencias después de una intoxicación accidental con medicamentos. La mayoría de estas visitas a la sala de emergencias son de niños menores de 3 años que han ingerido medicamentos como analgésicos, vitaminas y crema para la dermatitis del pañal. En el 48 por ciento de los casos, los niños tomaron los medicamentos de sus abuelos.

No hace falta decir que todos los medicamentos deben mantenerse fuera del alcance de los niños, pero los padres y abuelos pueden subestimar la capacidad de sus pequeños para encontrar y abrir botellas, dice Caron. No puedes confiar simplemente en las tapas con seguro para niños, porque si tu puedes abrirlas, un niño también puede hacerlo.

Usa dosificadores, no cucharas de cocina
Mantenga todos los medicamentos recetados y de venta libre en un gabinete completamente fuera del alcance de los niños. Además, debes usar dosificador que viene con los medicamentos y no una cuchara de cocina porque puede provocar una sobredosis accidental.

 

5.    Pilas de botón e imanes

Cada vez es más común tener pilas de botón en casa, pero son muy peligrosas para los niños pequeños. A los niños menores de 3 años les gusta llevarse a la boca objetos que les parecen interesantes, y una pila de botón ciertamente se ve atractiva al ser pequeña y brillante, dice Caron. Cuando se atascan en el esófago, el producto cáustico de la batería puede causar una discapacidad de por vida al corroer la pared del esófago. Al igual que otras baterías, mantén las baterías de botón fuera del alcance de los niños y controla todo lo que funciona con estas baterías para disminuir las posibilidades de que tu hijo se trague una.

Imanes
Si se tragan, los imanes pueden atraerse entre sí y comprimir partes de la pared intestinal que queda entremedio, lo que provoca la pérdida del flujo sanguíneo al intestino y posiblemente derive en perforaciones y obstrucciones intestinales.

Los imanes deben mantenerse estrictamente fuera del alcance de los niños y los padres deben saber que los niños que han tragado imanes pueden tener síntomas como dolor abdominal, vómitos y fiebre que son bastante comunes en los niños pero que no suelen ser causados por un objeto ingerido, dice Caron. Es vital encontrar y extraer los imanes tragados lo más rápido posible para minimizar las consecuencias.

 

6.    Superficies/sustancias calientes

Las quemaduras y escaldaduras por líquidos calientes son algunos de los accidentes infantiles más comunes.

Las causas más comunes son:

  • Vapor, agua de baño caliente, café o té caliente derramado o líquidos para cocinar
  • Llamas u objetos calientes, como la estufa, chimenea o rizadores/planchas para cabello
  • Quemaduras químicas por tragar sustancias como destapa cañerías o derramar productos químicos sobre la piel
  • Quemaduras eléctricas por meter los dedos en tomacorrientes o morder cables eléctricos
  • Sobreexposición al sol

Una causa común de quemaduras en niños pequeños son las sopas de fideos ramen en recipientes de espuma de poliestireno. Los fideos se calientan mucho y mantienen el calor durante mucho tiempo, por lo que representan un riesgo significativo de quemaduras para los niños, explica Caron.

La clave para prevenir la mayoría de las escaldaduras y quemaduras es mirar su hogar como lo harían los niños. Mantén los líquidos de cocción calientes lejos del borde de la encimera donde las manos pequeñas puedan alcanzarlos. Utiliza tapas protectoras para los tomacorrientes. Guarda los productos químicos cáusticos y de limpieza donde los niños no puedan alcanzarlos. Ajusta el calentador de agua a 120 grados. Limita siempre la exposición de tu hijo al sol y si es mayor de seis meses, ponle protector solar SPF 20-50 cada dos horas. Los bebés nunca deben estar al sol.

 

7.    Bicicletas, patinetes, monopatines, etc.

Todos queremos que nuestros hijos estén activos en lugar de estar atados a sus dispositivos electrónicos, pero cuando están al aire libre y usan bicicletas, monopatines, patinetas y rip sticks sin casco, los resultados pueden ser trágicos.

En la sala de emergencias, con frecuencia vemos niños que se caen de bicicletas o patinetas y reciben lesiones en la cabeza porque no llevaban casco, dice Caron. Tan pronto como los niños tienen la edad suficiente para andar en bicicleta o monopatín, deben usar cascos y los padres deben hacer cumplir esa regla. Además, los padres deben recordar que la ley de Florida exige que todo menor de 16 años que ande en bicicleta debe usar casco. Una lesión cerebral traumática puede cambiar e incluso poner en riesgo la vida de la persona. No hay excusa: debe usar casco.

 

8.    Automóviles

Los adolescentes tienen un 89.2 por ciento de posibilidades de estar involucrados en un accidente durante los primeros tres años al volante.

Probablemente, lo más peligroso para un adolescente podría ser la entrada hacia el garaje, dice el Dr. Maulfair. Asegúrate de que tu hijo adolescente haya aprendido técnicas de conducción adecuadas y seguras y procura dar un buen ejemplo prestando atención cuando conduce. No uses tu teléfono ni envíes mensajes de texto mientras conduzcas, dice Maulfair. El automóvil y todo lo que lo rodea, otros conductores, amigos, distracciones, la falta de uso adecuado del cinturón de seguridad, hacen que sea potencialmente la situación más peligrosa que enfrenta tu hijo adolescente.  

Sepa dónde está la sala de emergencias más cercana en caso de que ocurra una emergencia en su hogar.

Recent Blogs

A Father Carries His Daughter on His Shoulders as they Play in a Park
Blog
¿Tu hijo duerme lo suficiente?
A Hispanic Family Chats on a Bridge in a Park
Blog
9 características a tener en cuenta al buscar un médico nuevo
Blog
¿Es el momento adecuado para la cirugía para bajar de peso?
A Woman and Her Father Go For a Bicycle Ride in The Park on a Spring Day.
Blog
La conexión entre la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular
Blog
La detección temprana del cáncer colorrectal puede salvar vidas
View More Articles