Health Care

Aprovecha al máximo el examen físico de tu hijo para el regreso a clases

A family in a pediatric emergency room at AdventHealth.

Elije el contenido de salud adecuado para ti y recíbelo directamente en la bandeja de entrada de tu correo electrónico.

Un examen físico para el regreso a clases es más que una simple cita médica de rutina. Es una excelente forma de hacer que el año escolar de tu hijo comience de la manera más saludable posible. 

Los exámenes físicos para el regreso a clases (también llamados exámenes para niño sano) son una oportunidad para que el médico evalúe el crecimiento y el desarrollo de tu hijo, detecte afecciones pediátricas comunes y se asegure de que las vacunas están al día. Esto es lo que necesitas saber para aprovechar al máximo el próximo chequeo de tu hijo.

 

Programa con anticipación

Asegúrate de llamar al consultorio de tu médico para programar una cita antes de que terminen las vacaciones de verano o comiencen las clases, si es posible. Los pediatras y médicos de medicina familiar de AdventHealth estipulan miles de exámenes físicos para el regreso a clases cada verano, y los cupos se llenan rápidamente. Además, siempre existe la posibilidad de que el médico quiera solicitar una prueba de seguimiento. Si el chequeo de tu hijo lo haces a fines del verano, es posible que no tengas tiempo para programar las pruebas antes de que comiencen las clases.

Sabemos que ha sido un año agitado y estresante, pero asistir a las citas programadas es clave para el bienestar de tu hijo. Agregamos medidas de seguridad y protocolos adicionales para garantizar que tú y tus seres queridos se sientan confiados, protegidos y seguros durante su cita, entre las que se incluyen:

  • Registro sin contacto
  • Limpieza y desinfección frecuentes
  • Áreas de atención separadas para pacientes enfermos 
  • Distanciamiento social en áreas de espera
  • Controles de temperatura en los ingresos
  • Política de uso de mascarilla universal
  • Política actualizada para visitas 

 

Prepara algunas preguntas

Antes de la consulta, piensa en cualquier pregunta que tengas relacionada con la salud de tu hijo. Tal vez estés preocupado por los hábitos de sueño de tu hijo, el tiempo que pasa frente a la pantalla o su nivel de actividad física. O tal vez te estés preguntando si debes tener un inhalador adicional en enfermería o averiguar si tu hijo todavía es alérgico al maní. Si es así, asegúrate de escribir tus preguntas. La cita para los exámenes físicos para el regreso a clases suele tener una agenda ajustada y es fácil olvidar lo que querías preguntar. 

Cuando llegues a la cita de tu hijo, informa al personal de enfermería o a un asistente médico sobre tus preguntas para que puedan adelantárselas al médico.

 

Trae tus formularios

Muchas escuelas piden a los padres que completen y devuelvan formularios relacionados con la salud antes de que comiencen las clases en el otoño, la mayoría de los cuales requieren la firma de un médico. Estos formularios pueden:

  • Permitir que el personal le administre medicamentos a tu hijo durante el día escolar
  • Autorizar a tu hijo a practicar deportes 
  • Confirmar que las vacunas de tu hijo están al día 

Asegúrate de llevar esos formularios escolares a la cita para el examen físico de tu hijo. Si no tienes los formularios que necesitas, consulta el sitio web de la escuela o llame a la secretaría de la escuela para obtener ayuda. 

 

Piensa en otros medicamentos recetados

También es importante llevar una lista de los medicamentos que tu hijo toma con regularidad. Si alguno de los medicamentos de tu hijo fue recetado por otro médico, como un especialista, es posible que el médico de tu hijo no esté al tanto. Simplemente anota el nombre del medicamento, la dosis y la frecuencia con la que tu hijo toma el medicamento y trae esa información contigo. Otra posibilidad es descargar la aplicación AdventHealth, donde puedes encontrar médicos, programar citas, crear perfiles médicos personalizados para toda tu familia, entre otras cosas más. 

Asegúrate de informarle al médico si tu hijo recibió otro tipo de atención médica durante el último año. Esto podría incluir, por ejemplo, fisioterapia, terapia del habla o atención quiropráctica.

 

Prepárate para las vacunas

Las vacunas protegen la salud de los niños y las comunidades. Protegen a bebés, niños y adolescentes de enfermedades graves. Todos los sistemas escolares requieren ciertas vacunas para que los niños puedan asistir a clases. El examen físico para el regreso a clases de tu hijo es el momento ideal para ponerse al día con esas vacunas. Si tu hijo omitió alguna vacuna a una edad más temprana, el médico puede administrarle las vacunas para ponerse al día.

Considera mencionarle a tu hijo las vacunas que se le colocarán, pues a algunos niños les gusta saberlo con anticipación. 

 

Comprender las pruebas comunes de detección

Los exámenes de salud son una parte vital de cualquier examen físico para el regreso a clases. Según la edad y el historial médico de tu hijo, estas pruebas pueden incluir: 

  • Una prueba de detección de problemas de la columna
  • Un análisis de orina para detectar signos de infección o diabetes tipo 1
  • Un chequeo de la visión
  • Análisis de sangre en para detectar colesterol alto o recuento bajo de hierro
  • Pruebas de corazón y presión arterial
  • Pruebas para identificar hitos del desarrollo

Si alguno de estos exámenes indica un posible problema, el médico hablará contigo al respecto. El médico puede solicitar pruebas de seguimiento para obtener más información.

 

Habla

Durante la cita, el médico querrá hablar contigo y tu hijo sobre cuestiones de salud y seguridad. La conversación puede cubrir temas como ejercicio, alimentación, patrones de sueño saludables, rendimiento escolar o tareas del hogar. Es una forma que tiene el médico para conocer más sobre la salud integral de tu hijo e identificar los problemas que pueden necesitar atención médica.

También puedes hablar con el médico en privado sobre la salud de tu hijo. Recuerda que el médico te brinda atención, apoyo y recursos. Lo más probable es que el médico de tu hijo esté muy familiarizado con cualquier inquietud que tengas y pueda ayudarte. 

 

Solicita la reposición de medicamentos recetados

Si tu hijo necesita que la secretaría o la enfermería de la escuela tengan medicamentos adicionales disponible, avísale a tu médico. Estos pueden ser: 

  • Un inhalador de emergencia para aliviar los síntomas del asma
  • Un EpiPen para reacciones alérgicas graves
  • Insulina para la diabetes tipo 1
  • Medicamentos para una afección crónica

 

Antes de irte

Al final de la cita, saldrás del consultorio del médico con un resumen de la consulta y los formularios completos; tu hijo incluso puede recibir una calcomanía por un trabajo bien hecho. Y lo que es aun más importante, tendrás la tranquilidad de saber que estás haciendo todo lo posible para comenzar el próximo año escolar de tu hijo de la manera más saludable posible.

Si necesitas un pediatra o un médico de medicina familiar, AdventHealth está para ayudarlo. Obtenga más información en AtencionPrimariaEnespañol.com

Recent Blogs

Family looking at photo album next to a Christmas tree
Blog
The Whole Picture: How to Create a Family Health History
Mother and daughter baking Christmas cookies together in a kitchen.
Blog
Heart-Healthy Ingredient Swaps for Your Holiday Recipes
Blog
Thyroid Disease: Hyperthyroidism vs. Hypothyroidism
Woman wearing a mask get's a flu shot from a medical professional in blue scrubs
Blog
Why Getting a Flu Shot Is More Important Than Ever
Blog
Finger or Hand Arthritis? These 5 Nonsurgical Treatments May Help
View More Articles